San Salvador de Atienza es un lugar idílico. Un conjunto medieval que sorprenderá por las diversas tonalidades de verdes de los cipreses que miran al cielo y de la invasión de rosales, flores y arbustos blancos. La primitiva Iglesia Románica de San Salvador es original del siglo XII, trasladada en el siglo XVI a un lugar energéticamente positivo, construyéndose el magnífico torreón renacentista. Rodeada de 4.000 m2 de jardines diseñados expresamente para la realización de eventos y bodas. Por un momento dudará de estar en la Castilla Mudéjar o en la Campiña Toscana.